RECURSOS

La Poesía

Las escrituras son una biblioteca de diferentes tipos de literatura. Algunos de los autores al comunicar las revelaciones de Dios lo hicieron describiendo por ejemplo circunstancias de adulterio, poligamia, incesto, lascivia, violaciones e incluso homicidios y que se asemejan a las novelas hoy. No es comparable con las novelas en el sentido de que los autores bíblicos de todas formas reflejaban una enorme fe y valor.1 Pero es a través de estas historias que Dios se ha revelado. Hay una sección de la Biblia que contiene un tipo de literatura sin historias apasionantes, pero con emociones humanas apasionantes. Los escritores comunicaron sus mensajes por medio de la Poesía. Este género literario comunica realidades y las comunica por medio de imágenes vivas y apasionadas. El predicador debe tratar de aprovechar estas imágenes para encender el fuego y consolar al corazón, confrontar y exhortar la congregación comunicando la pasión que el mismo autor bíblico utilizó.

Cristofer Frye en su libro Preaching and teaching with Imagination dice “La poesía tiene la virtud de poder decir más que la prosa en la mitad del tiempo” Salvatore Quasimodo, premio Novel de 1989 dice “La poesía es la revelación de un sentimiento que el poeta cree que es interno y personal pero que el lector reconoce como propio. La poesía para el ensayista y lexicógrafo James Johnson es la “unión del placer con la verdad, por medio de invocar a la imaginación para ayudar a la razón.”2 La poesía transmite verdades divinas usando la imaginación que alimentan el corazón y estimula la mente. Dios ha decidido darnos parte de su revelación en forma de poesía y los predicadores deben reconocer esto. Los predicadores que usen el libro de Job o los Salmos como si fueran una narrativa de los evangelios o como los argumentos doctrinales de Pablo en las epístolas muy seguramente van a perder el punto que se encuentra en las porciones poéticas.

Los poemas comunican las verdades usando diferentes herramientas literarias que los hacen más armoniosos y más parecidos a un baile o una canción que a una simple y llana presentación de hechos. Primero, la puntuación utilizada es inusual. En las secciones poéticas en el idioma hebreo las divisiones y los acentos de las frases y palabras están marcadas por un grupo diferente de estándares que las otras secciones bíblicas y que muestran un ritmo diferente al momento de leer. Por esto es importante parar y analizar inclusive las comas, los puntos, los puntos y comas, porque los traductores de las escrituras los están usando para mostrar la intención del autor original.

La brevedad es otra característica de la poesía y especialmente la poesía que se encuentra en los Salmos. Si los salmos se presentaran en una película de cine, probablemente se harían en cámara lenta y no como un drama completo de un par de horas. No que no tengan movimiento, porque presentan igualmente la situación problema, clímax y resolución, pero lo hacen de manera comprimida. La razón de la brevedad es posible que sea por el hecho de muchos de los salmos estaban acompañados de música. Muchos de ellos eran cantados en diferentes ocasiones, durante el trabajo, en las ceremonias, en los funerales etc., y esto contribuía a que el salmo fuera más fuerte en forma y contenido por sus potentes experiencias emotivas y espirituales.3

La estructura es otra de las características de la poesía hebrea. Por ejemplo, el uso del paralelismo de diferentes maneras hace que el autor comunique las verdades de una manera variada y en algunas ocasiones si seguir algún modelo convencional como el que se encuentra en muchas obras seculares. El paralelismo consiste en la repetición de una misma estructura gramatical.

Los comentaristas han escrito extensivamente obras para clasificar las diferentes estructuras que se encuentran en los salmos y las han agrupado por ejemplo en sinónimos, en donde la segunda palabra o frase reafirma la primera. Antónimos donde la segunda palabra o frese tienen un significado opuesto al de la primera. Aumentados, en donde la segunda frase aumenta en unas palabras la primera dando información adicional. Antitético, en donde la segunda línea es un contraste a la primera. Quiasmos en donde secciones son repetidas de manera cruzada, pero conservando una simetría. La estructuración del quiasmo puede entenderse a la manera de enumeración, en la cual los elementos se repiten en orden invertido: 1-2-3-2-1.

Muchos de los predicadores entienden la presencia de este tipo estructura, pero fallan al no utilizarlas al momento de hacer el sermón. El paralelismo además de fomentar la reflexión o meditación por parte del receptor, también puede emplearse para impulsar el pensamiento abstracto. Como dice Arthurs, las estructuras que se encuentran en los salmos son como un prisma que ayuda a captar el colorido de una sola idea o imagen. Por lo tanto la poesía hebrea no está escrita para lectores rápidos o superficiales y los predicadores deben de alguna manera presentar esto.

Las imágenes son otra de las características que es particular para este género y casi que se puede decir que es una de las principales características. David, Salomón y los otros poetas prefirieron mostrar con imágenes más que decir. Con sus palabras lo que era abstracto se hacía concreto porque personificaba lo universal en lo particular. En sus obras encontramos experiencias humanas y no proposiciones. En los Proverbios, en los Salmos, en Eclesiastés, en Job, los autores usan nombres concretos para crear una imagen de ideas abstractas. La agricultura, las guerras, la naturaleza, la geografía, el templo, la meteorología, y una variedad de profesiones son usadas para ayudar a entender la realidad de la fe de creer en el Dios vivo. Por ejemplo, en el Salmo 1 el autor comienza con imágenes de la agricultura. Usa los árboles y la paja para ilustrar el contraste entre lo sirve y lo que no sirve, lo vivo y lo muerto, lo que tiene importancia y lo que es trivial, lo fuerte y lo débil, lo que es permanente y lo que trasciende.

Este tipo de comunicación figurada no se puede asimilar de manera instantánea. Las personas no son árboles y la palabra de Dios no es una fuente de agua. Pero estas metáforas ayudan al lector y le exigen a pensar y meditar.

El reto para los predicadores es tomar estas imágenes y traducir su significado, decir algo, pero querer decir otra cosa. Por medio del uso de las metáforas, el orador espera comunicar un concepto abundante y al mismo tiempo introduce ese concepto de una manera que la audiencia no se entera. Es como entrar por la puerta trasera de la mente del receptor. Esta forma de comunicación usa palabras simples, es indirecta y sutil pero está comunicando verdades profundas.

Cuando los comunicadores no lo hacen apropiadamente, el efecto que quería el autor original no se da. Arthurs lo asemeja a un baile o una pelea de lucha libre. Si se logra el propósito es como un baile entre la audiencia y el predicador en donde el ritmo y la melodía hacen parte de la comunicación. En contraste si lo oyentes no lo ven así, se convierte en una pelea de lucha libre.

Arthur da algunos guias para que los predicadores puedan lograr esto: Cuando se esté preparando medite, esto porque la poesía es un lenguaje de imágenes y emociones que el predicador debe experimentar por el mismo para comunicarlo. Debe usar un lenguaje concreto, los salmos usan lenguaje concreto y los sermones deben tener el mismo efecto retorico que la intención original del autor. Debe usar metáforas, si no lo puede hacer por que no es una persona muy versada al menos puede no dejar a un lado las que se encuentra en el texto. Debe crear un bosquejo emocional, problema, clímax y solución. Debe haber momentos de intensidad y luego un receso como conduciendo por valles y colinas. Debe usar paralelismo. Si quiere que la congregación medite dele vuelta al prisma para mostrar desde otro ángulo la misma realidad. Use imágenes reales, imágenes de la vida real de hoy. Use música y de ser posible que todo el servicio gire alrededor del texto. Además, debe involucrar el ser del orador en su totalidad, es decir la voz y el cuerpo para comunicar con imágenes de la manera más diligente posible el texto.


1Jeffrey D. Arthurs, Predicando con Variedad, (Grand Rapids: Portavoz, 2006), 11

2James Boswell, The life of Dr. Johnson, (London, J. M. Dent and Sons, 1973), 27

3Arthurs, Predicando con Variedad, 43

- Fernando Jaimes
SERVICIO Y ESCUELA DOMINICAL Servicio: Domingos 11:00 a.m.
Escuela: Domingos 9:00 a.m.
UBICACIÓN Carrera 45a # 118 - 96
Bogotá, Colombia
CONTACTO info@comunidaddegracia.net
(+57) (1) 5449371
(+57) 318 8022640